Nosotros estamos acostumbrados pero, siendo objetivos, tenemos algunas palabras y expresiones en español que son un verdadero quebradero de cabeza para los extranjeros.

Parece que no tuvimos en cuenta eso de “no le hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti”, y a lo largo del tiempo nos hemos ido inventando términos y frases un tanto especiales. Más de uno se habrá acordado de nuestro diccionario y de todos sus antepasados tras tratar de decir cosas como:

Sonrojado

Más de un hispanoparlante tiene problemas con ella, así que nos podemos hacer una idea del quebradero de cabeza que supone para el resto del mundo. El fonema de la doble r es odiado fuera de nuestras fronteras, y si encima le sumas a la palabra una j ya apaga y vámonos.

Huevo

Los diptongos e hiatos se suelen atragantar porque muchas veces la suma de dos vocales juntas es difícil de pronunciar, y les cuesta identificar dónde poner el énfasis de acentuación. Y si a eso le sumamos que los extranjeros no entienden nuestra h muda, más pronto que tarde acabaremos oyendo algo así como júevo.

Joyería

Parece inofensiva pero los extranjeros no suelen acertar con cómo decirla. Los italianos (que no tienen la j como fonema) o ingleses tratan de decir cosas como ioyeria o goyeria. Puede que la j sea la letra más odiada de nuestro abecedario para los que no son hispanoparlantes.

Exigir

Palabra corta pero que ya se ve que es especial incluso para nosotros. Una x y una g separadas por sólo una débil i, la cosa promete.

Zafarrancho

Y ya para rizar el rizo tenemos ejemplos como zafarrancho. Quien intenta leerla probablemente se quede a mitad de término varias veces. A la z se suma una doble r y terminamos con un ch en forma de tirabuzón. Dejaréis fuera de combate a cualquiera con esta palabra. Hay muchísimas más que siguen y seguirán dando problemas a nuestros visitantes. ¿Tenéis alguna que os guste escuchar en boca de un extranjero? ¡Contádnoslo!
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Marque como favorito el Enlace permanente.

¿Te ha resultado interesante?
¡Pues compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *