En nuestros días pensar que en San Valentín solo se puede celebrar un tipo de amor es quedarse muy anticuado. Aunque la tradición viene de lejos…

San Valentín se considera el día del amor por antonomasia a nivel mundial pero ¿sabías que lo es también de la afectividad? Hoy en día esta famosa celebración ya no lo es de un solo tipo de amor si no de todos los que te puedas imaginar. Y es que el prototipo de pareja es hoy muchísimo más amplio que años atrás. Además, querer es mucho más que formar parte de una pareja de novios. Los precursores de este modelo han sido los países anglosajones que siempre han considerado el “día de las parejas” como el “día de la persona querida”. La tradición no se relaciona con ningún regalo concreto pero lo más común es que el detalle tenga forma de tarjeta. Aunque lo importante de la tarjeta no es ella en sí si no que esconda un mensaje especial o incluso un poema. Porque, a veces, lo más sencillo es lo que más emociones remueve y más sonrisas genera.  San Valentín Así que los solteros y solteras ya no tenéis excusa para no regalar y no ser regalados porque seguro que queréis y os sentís queridos por muchas personas ¿verdad? Y si tienes pareja… ¡amplía tu presupuesto! Incluye en tu lista a más personas que solo a tu pareja, marido, mujer, novio o novia y redescubre la parte más afectiva de San Valentín. Así que, busca algún detalle para tus padres, para ese amigo que está en las buenas y en las malas o para tu hermano que te ha aguantado toda la vida. La verdad es que no nos gusta el consumismo que rodea a este tipo de festividades. Pero eso sí, nunca está de más tener una excusa perfecta para tener un detalle con quienes te importan. ¡Feliz San Valentín para todos!

¿Te ha resultado interesante?
¡Pues compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *